Nuestra historia

 Sobre Nosotros

Todo comenzó en 2009, cuando un joven veterinario recién licenciado (Rui Ferreira) trabajaba en el servicio de urgencias para perros y gatos en un hospital de referencia en Oporto. Simultáneamente, otro joven veterinario (Ignacio Mesa) trabajaba en el servicio de medicina interna de la facultad de veterinaria de la Universidad de Córdoba. Pronto ambos veterinarios comprendieron la dificultad que tenían sus equipos médicos a la hora de realizar transfusiones sanguíneas, ya que no había unidades de sangre fácilmente disponibles cuando se necesitaban en situaciones de urgencia. Cuando se decidían a realizar una transfusión, era necesario contactar urgentemente con un donante improvisado y realizar la donación de sangre, a menudo con prisas, con la recepción llena de nuevos pacientes esperando su cita, y sin tiempo para realizar pruebas de compatibilidad sanguínea o incluso para detectar enfermedades infecciosas. A menudo pasaban horas antes de poder realizar la tan esperada transfusión.

Las dificultades existentes a menudo posponían las decisiones de transfusión, pocos animales acababan beneficiándose de esta ayuda al tratamiento y muchos pacientes fallecían en la espera. Se hacía lo mejor que se podía con los medios disponibles...

Fue en este contexto que, aún sin conocerse ambos veterinarios (Rui Ferreira e Ignacio Mesa), cuando ambos se animaron a organizar los primeros Bancos de Sangre Veterinarios disponibles en Oporto y Córdoba, que ayudarían a tener unidades de sangre siempre disponibles, con un grupo sanguíneo adecuado para cada paciente, a partir de donantes sanos y libres de enfermedades infecciosas que pudieran ser transmitidas por medio de transfusiones.

Se compraron equipos, se prepararon salas para las donaciones, se organizaron grupos de donantes y se estudió mucho, mucho... principalmente todo lo que se hacía en los Bancos de Sangre de Medicina Humana para aprender de las mejores prácticas existentes y poder ser aplicadas a pacientes veterinarios.

Este esfuerzo fue reconocido por primera vez por otros veterinarios de Oporto y Córdoba que, al conocer la existencia de ambos Bancos de Sangre para perros y gatos, comenzaron a contactarnos en los momentos más urgentes para ayudarlos con el envío de unidades de sangre. El boca a boca llevó rápidamente esta ayuda a nivel nacional en España y Portugal, y nos dimos cuenta de que la estructura tendría que crecer para poder dar respuesta a todos los animales que lo necesitaban. No podíamos permanecer indiferentes ante esta realidad, sabíamos lo que teníamos que hacer, sabíamos cómo hacerlo bien y con seguridad.

El siguiente impulso a todo el proyecto fue el apoyo del ICBAS - Universidade do Porto en 2008, a través de la aprobación del doctorado de Rui Ferreria en el área de Medicina Transfusional, que ayudó a desarrollar el conocimiento sobre la seguridad para los donantes y sobre la adaptación al perro y al gato de las técnicas de separación de componentes sanguíneos utilizadas en los seres humanos. Además, en 2011 también facilitaron el espacio y los medios técnicos para crear uno de los bancos de sangre veterinaria más especializados del mundo. Simultáneamente, en 2011 la Universidad de Córdoba aprobaba el inicio de la Tesis Doctoral en Medicina Transfusional de Ignacio Mesa, la cual se centró en el estudio fisiopatológico del galgo español y de sus características como donante de sangre. Así comenzó nuestra odisea…

Solo dos personas formaban el equipo del BSA de Oporto en ese momento, y poco a poco se fueron sumando más energías para hacer de este movimiento algo cada vez más indispensable para las clínicas y hospitales veterinarios de todo Portugal.

Comenzamos a desarrollar una plataforma informática que permitiera organizar toda la información clínica fundamental para una adecuada trazabilidad de los donantes y unidades de sangre. Pusimos en marcha un sistema de distribución de unidades que permitía realizar transfusiones de sangre en cualquier parte de Portugal de forma rápida y eficaz.

Esta ha sido siempre una preocupación fundamental... el acceso rápido a los componentes sanguíneos para ayudar a todos los animales que lo necesiten en situaciones de urgencia.

El continuo deseo de Rui Ferreira de hacerlo cada vez mejor alimentó la necesidad de investigar y profundizar en el conocimiento. El equipo del BSA en Portugal publicó varios artículos científicos y se crearon fuertes lazos de amistad y reconocimiento con varias Universidades.

En este contexto, en 2014, Rui Ferreira invitó a la Universidad Autónoma de Barcelona a desarrollar una colaboración que culminaría con la creación del Banco de Sangre Animal en Barcelona dentro de la Facultad de Veterinaria. Por aquel entonces, tras finalizar su colaboración con la Universidad de Córdoba, Ignacio Mesa se encontraba realizando su residencia para conseguir la Diplomatura Europea en Medicina Interna (ECVIM-CA) en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Barcelona. Por fin, la PASIÓN POR LA MEDICINA TRANSFUSIONAL VETERINARIA unió a Rui Ferreira e Ignacio Mesa y permitió desarrollar un proyecto conjunto. Fue el primer paso hacia la internacionalización del BSA que nos permitió llevar nuestros conocimientos, experiencia y organización a toda la península ibérica, permitiendo ampliar el número de animales que se beneficiaban de una medicina transfusional de vanguardia, accesible y disponible para todos. Fue un nuevo reto, que además revolucionó el acceso a las transfusiones en España. Con un equipo dedicado y especializado, y con la estrecha colaboración de Rui Ferreira e Ignacio Mesa, el crecimiento fue inmediato durante los años venideros. Actualmente, un equipo de más de 40 personas en Portugal y España garantiza una medicina transfusional veterinaria de vanguardia a nivel internacional.

Durante la pandemia, una vez más el equipo del BSA fue puesto a prueba y requerido para ayudar en momentos de máxima dificultad. Con los sucesivos confinamientos, los estrictos planes de contingencia y las carencias en recursos humanos, nuestros equipos tuvieron que superarse una vez más para garantizar las donaciones y los recursos disponibles para nuestros pacientes.

Más recientemente, en 2022, formalizamos la creación de una tercera unidad de BSA en Bélgica: Animal Blood Bank Benelux. Una vez más, el creciente reconocimiento internacional de nuestro esfuerzo y dedicación, se materializó en una asociación con la Universidad de Lieja, donde un nuevo BSA se instalará en el centro de Europa. Es un paso más, pero esta vez, en la consolidación de nuestro papel en la Medicina Transfusional Veterinaria como referencia en todo el mundo.

El esfuerzo continuará... La voluntad es mejorar y garantizar transfusiones de sangre seguras siempre que sean necesarias. Porque creemos que nuestros perros y gatos se merecen mucho, porque los queremos, porque creemos que es nuestra responsabilidad cuidarlos, dedicar nuestra vida a su bienestar... las vidas que ayudamos a salvar son nuestra energía y alegría cada día.

Será un placer y un honor seguir ayudándoles lo mejor que podamos. Rui Ferreira e Ignacio Mesa.

Inscripción

¡Tu mascota puede salvar vidas!


Criterios de aceptación

• Pesar más de 20kg (perro)

• Pesar más de 3kg (gato)

• Entre 1 y 10 años

• Gozar de buena salud