Preguntas frecuentes

 Donante

Haga clic aquí aquí completar el formulario requerido. Nosotros contactaremos con usted para asegurar que se cumplen los criterios de aceptación y programar el día de evaluación del donante y donación si todo está correcto.
Los criterios de aceptación se pueden encontrar aquí .
No. Todo el proceso de donación es gratuito para los donantes, incluyendo la desparasitación y vacunación, hasta las pruebas sanguíneas realizadas (hemograma completo, bioquímica sérica, tipificación del grupo sanguíneo y PCR/serología de enfermedades infecciosas).
Al igual que en medicina humana, todo el procedimiento de donación es seguro, controlado e indoloro. Los riesgos asociados son extremadamente bajos y los efectos adversos son muy raros. Consulte aquí un artículo científico publicado recientemente por nuestro equipo, en el que se describen las reacciones adversas identificadas (solo en el 0.22% de las donaciones y ninguna de consecuencias graves) en 3690 donaciones felinas
Después de la donación, las unidades de sangre son procesadas en nuestro laboratorio. Es decir, las unidades de sangre son centrifugadas para separar sus diferentes componentes: concentrado de eritrocitos, plasma y plaquetas. De esta forma, con una única donación, pueden ser preparadas hasta 3 unidades diferentes para ayudar en la transfusión de 3 pacientes. En el caso de pacientes de bajo peso, incluso más pacientes pueden verse beneficiados a partir de una única donación. Esta es una preocupación continua en nuestro equipo; maximizar el aprovechamiento de este valioso recurso cómo es la donación sanguínea para ayudar al máximo número de animales posible.
Una vez preparadas, las unidades de concentrado de eritrocitos, plasma fresco congelado y concentrado de plaquetas, se someten a varias pruebas de control de calidad, de compatibilidad sanguínea y de detección de enfermedades infecciosas para garantizar su seguridad, compatibilidad y eficacia. Por último, tras el etiquetado y el envasado, las unidades se almacenan de forma segura hasta que son transfundidas en pacientes hospitalizados en clínicas y hospitales veterinarios.
Sí, las transfusiones de hemoderivados tienen un coste para los pacientes ya que, desgraciadamente, no hay ayudas públicas para dar soporte a la actividad de los bancos de sangre en veterinaria. Al igual que en medicina humana, la donación de sangre se realiza de forma altruista, lo que nos enorgullece. Sin embargo, además de la donación de sangre, hay una serie de costes asociados a los procedimientos de procesado, logística en el laboratorio y transporte antes de poder usar los hemoderivados en animales enfermos:

1. Todos los donantes se someten a análisis de sangre generales para garantizar que están en buen estado de salud y que todo el proceso de donación es seguro.
2. La sangre entera se procesa y se divide en los distintos hemoderivados (plasma, eritrocitos y plaquetas).
3. Los controles de calidad se realizan en cada uno de estos hemoderivados para garantizar que no ha habido contaminación bacteriana, por ejemplo.
4. Se realizan pruebas para asegurar que el grupo sanguíneo es compatible.
5. Se realizan pruebas de PCR y de serología para confirmar que no hay presencia de agentes infecciosos que puedan transmitirse mediante transfusión.
6. Las unidades se empaquetan, se etiquetan y se almacenan en equipos con control permanente de la temperatura.
Para garantizar una correcta profilaxis, se asegura la desparasitación y vacunación anual de los donantes de forma gratuita.

Además de esto, contamos con toda la estructura necesaria de laboratorios con equipos y personal especializado, que garantizan las mejores prácticas y nos permiten proporcionar los mejores cuidados a los donantes, exactamente al mismo nivel de lo que se hace en medicina humana.
Al final de la cadena, tenemos un equipo de logística que asegura la recepción de todas las solicitudes de transfusión y la distribución inmediata de las unidades en todo el país, lo que permite que todos nuestros animales tengan un acceso rápido a las unidades de hemoderivados para transfusión en situaciones de urgencia.
Por todo ello, las transfusiones deben tener un coste que nos permita garantizar esta excelente atención, que incluye no sólo la administración segura de hemoderivados a nuestros animales, sino también garantizar la seguridad y el bienestar de nuestros queridos donantes.
A pesar de ello, intentamos cada día que ningún perro o gato enfermo se quede sin una transfusión por motivos económicos. Para ello, contamos con una Política de Solidaridad que evalúa caso por caso con las clínicas, para que todos los pacientes puedan ser atendidos independientemente de la capacidad económica de sus tutores. Además, nuestro equipo se enorgullece de tener una relación muy estrecha con varias asociaciones de animales, lo que ha permitido el acceso universal a esta excelente atención.
Las donaciones de sangre se realizan en nuestras instalaciones, en los centros veterinarios que nos apoyan o en diversos espacios sociales que reúnen las condiciones para la donación. Si desea saber dónde se realizan las donaciones cerca de su domicilio, póngase en contacto con nosotros por correo electrónico o por teléfono.
En general, pedimos a los tutores que lleven a los donantes de sangre al lugar de la donación para facilitar la organización de la logística. Sin embargo, en caso de imposibilidad de desplazamiento, el Banco de Sangre Animal puede organizar el transporte específico de los donantes. Esto debe ser siempre confirmado por el equipo del BSA.
Sí, antes de la donación los animales deben ayunar durante 2-3 horas. Sin embargo, el ayuno debe ser sólo de alimentos. El agua debe estar disponible en todo momento antes y después de la donación de sangre.
Sí, los gatos y los perros tienen grupos sanguíneos y, como en los humanos, es muy importante conocer el grupo sanguíneo y asegurar la compatibilidad sanguínea antes de la transfusión. Así evitaremos las reacciones transfusionales, que pueden poner en peligro la vida de los animales enfermos.
En los gatos hay 3 grupos sanguíneos importantes: A, B y AB. En los perros hay dos grupos clínicamente importantes: DEA 1 positivo y DEA 1 negativo. DEA son las siglas de Dog Erythrocyte Antigen.
A todos los donantes de sangre se les determina su grupo sanguíneo en la primera donación.
Sí. Además del inmenso placer de poder ayudar a otros animales enfermos, hay otras ventajas reservadas a los donantes de sangre:
- Vacunación anual estándar;
- Desparasitación en cada donación;
- Determinación del grupo sanguíneo;
- Aplicación y registro del microchip;
- Examen físico general antes de cada donación;
- Análisis de sangre anuales (bioquímica sérica y hemograma);
- Análisis de enfermedades infecciosas en cada donación: Leishmania, Babesia, Anaplasma, Ehrlichia y Brucella en perros; FIV, FeLV, Mycoplasma y Bartonella en gatos.
Sí, se realizan varios análisis de sangre generales y pruebas de enfermedades infecciosas para garantizar que los donantes están suficientemente sanos para donar sangre y que no transmiten enfermedades infecciosas a los receptores de la transfusión. Los resultados de estas pruebas están disponibles para su consulta en el Área Reservada de nuestra página web, que puede consultarse en cualquier momento.
Los apósitos colocados pueden retirarse en 3-4 horas. Después de la donación, es importante asegurar un lugar tranquilo donde el animal pueda descansar, evitando una actividad física excesiva. Debe evitarse el uso de correas y la manipulación de la zona de punción de la donación para evitar la formación de hematomas locales. Si usted nota algún pequeño sangrado local, debe hacer compresión durante 10 minutos, sin preocuparse por limpiar la zona de manera inmediata. Debe garantizarse el acceso permanente a agua fresca, así como una comida sabrosa bien merecida. Por último, una dosis reforzada de mimos es fundamental para la plena recuperación de nuestros Superhéroes!
Para cualquier duda o necesidad de ayuda siempre puede contactar con nosotros las 24h por los medios habituales.
Los perros nunca son sedados. Por este motivo, sólo pueden ser donantes de sangre aquellos perros lo suficientemente tranquilos como para estar en la mesa de donación durante 5-10 minutos sin necesidad de grandes sujeciones.
Dado el temperamento más especial e impulsivo de nuestros gatos, a veces es necesario administrar una dosis suave de sedación. Esto es sólo para aumentar la relajación y reducir la reacción a los estímulos, reduciendo el movimiento durante la donación y asegurando un proceso rápido y cómodo. Al tratarse de una sedación suave, los donantes permanecen conscientes en todo momento y la recuperación es prácticamente inmediata.
Debido al cuidado del bienestar de nuestros donantes y a nuestro personal especializado, la dosis de sedación necesaria suele disminuir a medida que los donantes donan en otras ocasiones.
En primer lugar, siempre se garantiza un lugar tranquilo y sin estímulos para que los donantes permanezcan tranquilos durante la donación. Los perros se colocan siempre en una mesa cómoda con una o dos personas que los sostienen y tranquilizan durante todo el proceso. Los gatos, en cambio, se envuelven cuidadosamente en una manta para mantenerlos cómodos y darles una sensación de seguridad y comodidad durante todo el proceso. Tras una correcta colocación, se rasura y desinfecta una pequeña zona bajo el cuello que permite identificar fácilmente la vena yugular donde se realiza la donación de sangre. Esta es la única vena de gran calibre que permite la donación en perros y gatos, y se encuentra en una zona de menor sensibilidad y de acceso bien tolerado. Tras la donación de sangre, se realiza una compresión local durante 5 minutos y, en los perros, se aplica un collarín compresivo con vendaje.
Al final de todo el proceso, los estímulos vuelven con una sesión reforzada de caricias y mimos más que merecidos…

Inscripción

¡Tu mascota puede salvar vidas!


Criterios de aceptación

• Pesar más de 20kg (perro)

• Pesar más de 3kg (gato)

• Entre 1 y 10 años

• Gozar de buena salud